Tardanza

 

Ahora no tengo el tiempo que desearía para escribir, en pleno tramo final de correcciones de algo que no sabemos cuando saldrá pero saldrá, supongo, y si no, al menos, alguna sólida huella habrá dejado en mi libreta de ahorros.

 

El arte, en esta categoría profesiovital, produce muchos menos beneficios.

 

Podría rescatar algunos fragmentos de la primera versión de inútil/imprescindible, pero me lo impide el orgullo.

 

El primer mandamiento de la religión de la creatividad: siempre podré inventar otros.

 

Aunque

 

¿si dios no existe?

 

Anuncios

About this entry