Dopplegänger, ebrio

Los que viajan conmigo en el vagón y se miran con sumo interés en las ventanillas, ¿son de mi especie?
Esa cabeza que se recorta en una pantalla de ordenador llena de polvo antes de encenderla, ¿de quién es?
¿Soy yo acaso la figura vergonzante que huye del espejo entre cepillo y cepillo?

Mi doble dice: si bebes solo, no esperes que yo te acompañe en la resaca.

Anuncios

About this entry