Lectura obligatoria

Yo os haré odiar la literatura hasta el último día de vuestra vida.

Os lo juro.

(Al fin y al cabo, me he estado formando para ello)

Sé que en un futuro, aunque sea en secreto, me lo agradeceréis.

Porque, al menos, odiaréis la literatura con motivo. Y con conocimiento.

Anuncios

About this entry